Tras la crisis que esta viviendo nuestro deporte con motivo de la pandemia por el COVID-19, la segunda competición de nuestro baloncesto femenino va a sufrir importantes cambios para la próxima temporada. El principal, es que se va a pasar de 28 participantes, a 36. Si restamos los dos equipos que ascenderán a Liga Femenina Endesa nos encontramos con que se producirán 10 «ascensos». ¿Qué quiere decir esto? Que 10 equipos de tercera división ( diferente nombre según la zona geográfica) disputaran la próxima liga femenina sin jugar la fase de ascenso pertinente.

Todo esto nos resulta muy extraño, puesto que las fases de ascenso de Nacional a Liga 2 han tenido que ser acortadas en los últimos años debido a la infinidad de renuncias . Cabe recordar como en las fases de ascenso organizadas por Nou Basket Femeni Castello, un año renuncio el representante de Aragón, otro el de Castilla La Mancha y en alguna ocasión hemos visto a equipos jugar todo el encuentro con 5 jugadoras por motivos laborales. ¿ Es posible entonces ocupar esas 10 nuevas plazas que el ente federativo saca a concurso publico ? Según la información que maneja este medio de comunicación existen al rededor de 15 proyectos que quieren sumarse a la próxima Liga Femenina 2, incluidos La Salle Melilla e incluso un conjunto que actualmente disputa la CUARTA categoria del baloncesto femenino nacional.

Este incremento supondrá el cambio del sistema de competición, pasando de dos grupos de 14 equipos, a 3 de 12. Cerca de 100 jugadoras nuevas disputarán la nueva Liga Femenina 2 en lo que será un paso atrás en cuanto a la profesionalización de la competición y el nivel competitivo de la misma.

Seguiremos informando en nuestras redes sociales y en nuestro programa de radio.